Freevoices manifest

Durante el año 2020 las propuestas han ido adquiriendo formas al principio inesperadas. Nos fuimos adaptando a lo que iba sucediendo. Los proyectos cobraban vida. Empezamos el año con un laboratorio de creatividad musical: iban a ser unos talleres de grupo, unas cuantas clases individuales, varias sesiones de grabación y varios encuentros musicales espontáneos entre los alumnos. 

Pero justo en el momento más «oportuno» nos «confinaron» en las casas y todo el proyecto se transformó, se fue transformando. Iniciamos una fase de trabajo a distancia tras la cual, al reanudarse la vida social se recondujo hacia los encuentros musicales que teníamos pendientes. Al inicio del verano empezamos a convocar un encuentro semanal y tras un mes de conversaciones, comidas e improvisaciones musicales en el jardín (con equipo de grabación), acabamos organizando un concierto en el que varios de nuestros proyectos compartimos escenario y público. 

Fue un evento culminante para el proyecto FREEVOICES MANIFEST, para algunos fue como la puesta de largo, para otros el debut, par otros un concierto más (el único de un año sin conciertos, sin vida social…). Fue hermoso. Fue enriquecedor.Fue natural. Fue intenso. Fue… importante.

Nos encontramos, nos reunimos, proyectamos hacia el futuro nuestras creaciones musicales.